Fisioterapia y terapia ocupacional

¿QUÉ HACEMOS?

Fundació Teràpia a Cavall – entidad sin ánimo de lucro - es un centro de rehabilitación que proporciona sesiones de fisioterapia y terapia ocupacional a niños y niñas con necesidades especiales de entre 18 meses y 12 años.

Nuestro equipo de profesionales incorpora el movimiento del caballo, a través de una terapia innovadora llamada Hipoterapia,  en las sesiones de fisioterapia y terapia ocupacional pediátricas. Cada sesión está diseñada por el equipo terapéutico junto al paciente y su familia para alcanzar los objetivos terapéuticos de cada niño

Link: https://youtu.be/85P_uobjqjg

Las sesiones son individuales (uno a uno) y se realizan a lomos del caballo y en el gimnasio y en el entorno natural.

 

FISIOTERAPIA Y TERAPIA OCUPACIONAL PEDIÁTRICA

Para que el tratamiento sea completo se integra el movimiento del caballo en el tratamiento de neurorehabilitación, aplicando el Concepto Bobath, o la teoría de la  integración sensorial u otras estrategias de tratamiento. Las fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales de la Fundació Teràpia a Cavall  utilizan el movimiento del caballo para provocar cambios funcionales en niños y niñas que presenten:

  • Trastorno generalizado del desarrollo, espectro Autismo 
  • Parálisis Cerebral 
  • Retraso psicomotor
  • Síndromes genéticos
  • Trastornos de aprendizaje
  • Trastornos de Integración sensorial
  • Traumatismo craneoencefálico
  • Ictus infantil 
  • Secuelas de prematuridad
  • Enfermedades neurodegenerativas, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica.

Y con las siguientes alteraciones que suelen acompañar a estas patologías:

  • Alteraciones del  tono muscular
  • Problemas de equilibrio
  • Coordinación
  • Comunicación
  • Problemas del control postural
  • Movilidad reducida
  • Disfunciones del sistema límbico relacionado con la atención y la memoria.
  • Alteraciones de la marcha
  • Hemiparesia

 

PSICOMOTRICIDAD INFANTIL

El tiempo que el niño pasa con los caballos es diversión y no se da cuenta de lo duro que está trabajando!!!

Además, de lo comentado anteriormente, con el movimiento del caballo podemos trabajar la imagen corporal a partir de lo tónico-emocional y su actitud postural.  Junto a esto, el caballo con su comportamiento, su lenguaje corporal y su movimiento, proporcionan al niño mucha información, a lo que se suma el  hecho de estar en contacto con la naturaleza, al aire libre, donde se trabajan otras nociones de espacio y tiempo, de dimensiones y de movimiento. 

Durante las sesiones de hipoterapia y desde una mirada psicomotriz, ayudamos a construir el esquema corporal, a generar una imagen corporal de lo que es y tiene, llevándolo a un espacio de actividad, acción y respuesta. La participación de sus padres en la actividad les permite, cambiar la forma de mirar, reconstruir la imagen corporal de su hijo, de lo que es capaz y no, desde la limitación.